Psicosíntesis Counseling

ITA   |   ENG   |   ESP

Psicosíntesis

 

 

 

 

 

La Psicosíntesis se puede definir como un enfoque holístico a la vida que busca el desarrollo de una actitud dinámica y el progresivo establecimiento de un estado de armonía constructiva. El objetivo de la Psicosíntesis es la integración y transformación de los elementos que constituyen nuestra personalidad..

 

“Cada individuo es una compleja red de innumerables elementos disímiles que tienen orígenes muy diversos, que existen en los distintos niveles de la psique y que actúan y reaccionan unos sobre otros formando en cada persona una síntesis nueva, única. Pero esto no es suficiente. Esa combinación de elementos no es estática: nuevos elementos entran a formar parte de la persona constantemente, mientras que otros se disuelven y aún otros se trasforman gracias a un proceso interno de desarrollo orgánico y transmutación. El ser humano es un ser en constante cambio”

Roberto Assagioli

 

 

Si bien la psicosíntesis ha nacido estrechamente ligada a la psicología, con el pasar de los años se ha desarrollado y ampliado, dando lugar a aportes en el campo de la educación, el crecimiento personal, la espiritualidad, y las relaciones interpersonales. De hecho, Assagioli a menudo hablaba de tres dimensiones de la Psicosíntesis: personal, interpersonal y transpersonal. La Psicosíntesis personal se ocupa del individuo y su objetivo es el conocimiento, la comprensión y la transformación (o transmutación) de los componentes y energías presentes en cada uno de nosotros. La tendencia a la síntesis y evolución es intrínseca a todo organismo y sistema viviente, es su propósito. Ella acontece espontáneamente, pero en el ser humano puede ser acompañada de momentos de crisis, profundos cambios de conciencia. Podemos, y debemos, acompañar en plena conciencia la emergencia de la síntesis en modo que sea más armónica, completa y caracterizada por la alegría. El desarrollo de la autoconciencia no tiene fin, es un camino o forma de vida que nos libera gradualmente de nuestros fantasmas internos y nos hace paulatinamente más auténticos y centrados, más compasivos y participes de relaciones más significativas. El centro de la conciencia, el corazón de nuestra persona, es el observador interno que no censura y es libre de prejuicios, el Ser o Yo Superior. Este centro dirige con la voluntad buena, inteligente y dinamica las distintas partes de nuestro rompecabezas personal hacia la integración o unidad final, la síntesis de lo que somos y de lo que podemos llegar a ser. De acuerdo a Assagioli

 

“Por lo tanto, la unidad es posible, pero seamos muy conscientes de que no es un punto de partida, no es un don gratuito; es un logro, es el premio más alto de un largo trabajo. Este trabajo puede ser duro pero es también magnifico, variado, interesante y fructífero para nosotros y para los demás, incluso antes de que se llegue a completarlo. Así es que yo entiendo la psicosíntesis”

 

Al igual que su fundador, la psicosíntesis es una visión rica y polifacética, abierta al diálogo con otras disciplinas, técnicas y enfoques para el crecimiento personal. Por esta razón, hay varias maneras de entender la psicosíntesis, aunque todas respetan la visión específica del ser humano propuesta por Assagioli. En esta visión, el ser humano se comprende en sus dimensiones fundamentales: el plano físico, el plano emocional, el plano mental y el plano espiritual. La dimensión espiritual o transpersonal ha constituido siempre una nota característica de la psicosíntesis y, de hecho, Assagioli es reconocido come un pionero (podríamos decir, un padre) de la psicología transpersonal.

 

Es importante puntualizar que la Psicosíntesis transpersonal no existe sin la psicosíntesis personal, ya que ambas han de entenderse como una labor continua. La integración de la personalidad, de sus partes o componentes, es acompañada de la integración con los niveles superiores de la conciencia y del Ser, que trata de la búsqueda del sentido más profundo de la vida, del alineamiento  y fusión entre la personalidad y el Yo Superior o Alma y de las técnicas definidas para facilitar este alineamiento. La Psicosíntesis transpersonal incluye también un aspecto ético, en tanto el contacto con el Yo Superior siempre está relacionado con transformaciones personales, estilo de vida, relaciones, etc.

 

Por esto, la Psicosíntesis comprende también la dimensión interpersonal. De hecho la primera relación de la cual la Psicosíntesis se ocupa es de la relación con nosotros mismos, pues nadie puede crear relaciones armónicas partiendo de una relación inarmónica con uno mismo. Trabajando con la conciencia, cambiamos el modo en el cual nos relacionamos con nuestros seres queridos, con los conocidos y amigos, con la familia y los grupos en los cuales nos integramos y finalmente con el mundo exterior. Se trata de una ecología creciente que puede ser llamada eco-bio-psico-síntesis.

 

Podemos resumir diciendo que las diferentes dimensiones exploradas a través de la Psicosíntesis tocan todos los niveles de la conciencia, involucran la dimensión vertical (relaciones con nosotros mismos y con nuestras partes), la dimensión espiritual (relaciones con el Ser Superior o Alma) y la dimensión horizontal (relaciones con otros y el mundo).

 

Párrafos extraídos y adaptados de Wikipedia: http://it.wikipedia.org/wiki/Psicosintesi